miércoles, 26 de junio de 2013

El esfuerzo siempre es recompensado

He pasado unas semanas muy interesantes en el trabajo, en las que he descubierto lo bien valorada que estoy por mis superiores. Primero porque alguien se quejó son motivo sobre algo que no hice, y he aquí que mis jefazos me ven y me preguntan qué pasó,  me apoyan y están seguros de que no hice nada malo, teniendo en cuenta mi buen expediente.

Luego porque acabé echando el curriculum para ascender a supervisora en mi trabajo. Me llamaron para entrevista pero no me cogieron al final. Hoy me explicó mi jefa que habían cosas que debería haber explicado con mayor detalle y que se me veía nerviosa. Yo le he dicho que quizá aún no estoy del todo preparada para ese puesto, por lo que se ha quedado en una experiencia interesante de la que he sacado más confianza en mí misma. Aun así, me ha animado a que la próxima vez vuelva a echarlo, que he estado muy cerca de conseguirlo.

Pero como ya he dicho, no estoy desanimada, sino muy contenta. Me siento reafirmada en que mi trabajo no pasa desapercibido para nadie, que mis superiores confían en mí y me alientan ... No es el trabajo de mi vida, y aun así intento cumplir y sobrepasar lo que se espera de mí. 

Hagáis lo que hagáis, os guste más o menos, hacedlo lo mejor que sepáis. Porque todo el esfuerzo que se hace de forma honesta tendrá, antes o después, su recompensa. No ocurrirá cuando queremos o de la forma que queremos, seguramente, pero valdrá la pena.

¿Estáis de acuerdo?

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Buen día, creo que la felicidad es una paradoja, por lo que mientras más se le busca, menos se le encuentra. La felicidad es el fruto de hacer lo que creemos que es correcto y la felicidad vendrá por añadidura

Carlos lope
FACE siemprebiem

Josefa Araos dijo...

Pasen por mi blog, es mi proyecto y está en proceso, ¡Gracias! http://onetroubledsoul.blogspot.com/

Mo dijo...

Jolín, te envidio nena!!! yo cada vez estoy mas asqueada en el trabajo!!!, y en vez de ir a hacerlo todo lo mejor que puedo, voy a la ley del mínimo esfuerzo.
Claro, eso pasa cuando te das cuenta de que te deslomas... y al final... a quienes "se tiene en cuenta" es a aquellos que más culos chupan!!!, pero claro... es que mi empresa ... es especial...


Besos y felices fiestas!!!

Anónimo dijo...

El éxtasis es el estado en que no hay objetos, pasiones, ni aversiones. Solo felicidad suprema.

Namaste

https://www.facebook.com/evangeliodelyoga

Belén Juliá dijo...

Totalmente de acuerdo con tu reflexión, tarde o temprano nuestro esfuerzo se verá recompensado y nos llegará una pizca de felicidad.

Anónimo dijo...

Poner la felicidad en manos de que terceras personas te valoren, en manos de que tu trabajo se vea recompensado por otros, no es malo, ni es bueno, pero es arriesgado... el universo es impredecible... no entiende de "recompensar el esfuerzo"... da y quita arbitrariamente, sin avisar... hay otra forma de ser feliz al margen de lo que las circunstancias nos ofrecen, pero esa es una eleccion personal que depende de cada uno.